24 mar. 2017

El cofre de El Cid en el anuncio de los Madelman

En el año 1972 un spot de TV fascino a miles de niños españoles. El anuncio estaba hecho con técnicas de stop motion y se veía como unos muñecos de juguete se movían con un realismo fuera de lo común para la época. Se trataba del genial anuncio de los Madelman.



La segunda escena del spot muestra a un Madelman submarinista junto a un cofre en el fondo del océano. El cofre en cuestión era un elemento decorativo que ni siquiera era una pieza original de los Madelman, pero con el paso del tiempo, el cofre de El Cid en el anuncio de los Madelman,  se ha convertido en un objeto recordado y valorado por los coleccionistas de este juguete.


El cofre del Cid en el anuncio de los Madelman
El cofre de El Cid en el anuncio de los Madelman


El cofre del Cid y los Madelman



El cofre del Cid y los Madelman

El cofre del Cid y los Madelman



El cofre del Cid y los Madelman

El cofre que aparecía en el anuncio era en realidad un souvenir que podía comprarse en la Catedral de Burgos, y que representa al famoso “cofre de El Cid”, una robusta arca de madera y hierro que está expuesta en el interior de este monumento.

El tesoro de El Cid

La leyenda dice que este cofre, cargado de oro y joyas, fue el aval que el cid entrego para recibir un crédito y poder pagar a sus soldados cuando fue desterrado de Burgos.

La crónica de los hechos sería la siguiente:

El Cid Campeador
era el alférez del Rey Sancho II. Un día de 1072 este rey fue asesinado y había serias sospechas de que fue su hermano Alfonso el que ordeno su muerte para sucederle en el trono. El Cid, hizo jurar al nuevo rey Alfonso que no había tenido nada que ver con el asesinato de su buen amigo el Rey Sancho (recordad el romance de La Jura de Santa Gadea que todos leímos en el colegio), pero tal arrogancia le costó el destierro.

Charlton Heston en la película El Cid (1961, Anthony Mann)
Charlton Heston en la película El Cid (1961, Anthony Mann)
El Cid tenía que exiliarse de Burgos pero no tenía dinero para pagar  a su ejército, y recurrió a unos prestamistas judíos para conseguir fondos para sus soldados. Como aval entrego unos cofres que supuestamente contenían sus joyas y tesoros.

El Cid les dijo a los judíos que como el tesoro pesaba mucho no podía llevárselo consigo y les indicó que no abrieran los cofres hasta pasado un año después de su destierro. Los judíos, picaron el anzuelo y le dieron el dinero a cambio de los cofres. Un tiempo después se descubrió que las arcas  solo tenía piedras en su interior. ¡No hay héroe, sin pecado!



El cofre de El Cid, en la Catedral de Burgos
El cofre de El Cid, en la Catedral de Burgos

El cofre de El Cid, en la Catedral de Burgos

El cofre de El Cid, en la Catedral de Burgos


Todo esto tiene muchisimo de leyenda, y por eso la realidad del cofre es otra bien distinta. Lo único cierto es que nadie sabe cuánto tiempo lleva esta pieza en la catedral de Burgos. Probablemente fueron los mismos religiosos los que, cansados de las preguntas  de los peregrinos sobre donde estaba el cofre con el que el cid engaño a los judíos, acondicionaron un arca del SXIV y la expusieron en lo alto de la capilla del Corpus Cristi para que la gente pudiese contemplarla.


Mi "momento Madelman" dentro de la catedral


La miniatura

Esta reproducción del cofre del Cid es una miniatura con unos detalles increíbles. Esta formado por 6 tablas de madera Tintada. Tiene unas 25 tiras de metal y alrededor de 300 clavos, anillas, cerrojos y bisagras, todo fabricado  en serie, pero de manera artesanal.

Sus medidas de 17 X 8 X 7 cm.  Se adaptan perfectamente a la escala de los Madelman y me consta que se fabricaron varias versiones en distintos tamaños. Hasta que no lo tuve en mis manos no pude apreciar el valor de esta fascinante pieza.

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman

¿Donde conseguir un cofre?

Según me contaron en la propia catedral, Los cofres se vendieron muy bien, sobre todo en los años 60 y 70 hasta que la persona que se encargaba de fabricarlos falleció y dejaron de recibirlos tanto ellos como el resto de tiendas de recuerdos de Burgos. 




Posteriormente otra persona les ofreció otros cofres artesanales muy parecidos, pero parece que a los responsables de la tienda de la catedral no les convenció la calidad de esta “nueva generación” de  cofres y dejaron de encargarlos. Al menos esa es la "versión oficial" que me dieron.



El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman
La segunda generación de El Cofre del Cid


A día de hoy estos nuevos cofres también son un trabajo artesanal excelente y pueden comprarse por 15€ en algunas tiendas de Burgos pero es cierto que, aunque su aspecto es más fiel al cofre original de la catedral, el estilo no es el mismo que el del cofre del anuncio Madelman.

Por eso, si quieres tener este trocito de la historia madelmaniaca,  lo mejor es buscarlos en el mercado de objetos de segundamano. Lo más fácil es pujar en subastas online, pero te arriesgas a pagar una fortuna por tu nostalgia. No olvides que el cofre ni es una obra de arte, ni tampoco es una antigüedad.


El cofre de El Cid en el anuncio de los Madelman
El cofre no es una pieza original de los Madelman

Por menos de 5€ puedes localizar alguno en tiendas de muebles y objetos viejos (tiendas/ONG del tipo rasto Reto, Remar, Oxfam, etc). Este que muestro en este blog me costó precisamente cinco euros en una tienda Rastro Betel y desde ent9nces se ha convertido en el inseparable accesorio de mi Madelman hombre rana.



El cofre de El CID. Una miniatura a escala Madelman


Visita la Catedral de Burgos:
- Como llegar
- web: http://catedraldeburgos.es/
- Precio de entrada: 7€



1 comentario:

¿Te ha interesado esta entrada? deja tu comentario aquí.